Pages Navigation Menu

Informatica y Tecnologia

Qué buscar en una cámara de fotos digital

Posted by on Oct 9, 2007 in Ayuda y Soporte Informatico, Fotografía Digital, Guias | 0 comments

En los negocios, encontramos las cámaras agrupadas por el número de megapíxeles, pero en realidad hay mucho más en lo que debemos fijarnos a la hora de hacer una elección.

Pequeñas, grandes, automáticas, manuales, con objetivo intercambiable… la lista de cámaras que hay en el mercado es kilométrica.
Sin embargo, hacer una elección bien informada no es algo difícil si conocemos los puntos clave de la fotografía digital y tenemos claro qué estamos dispuestos a sacrificar a la hora de comprar una cámara digital.

Tipo de cámara
El factor forma determina en gran medida qué es lo que podemos y no podemos tener en una cámara digital. Por mucho que avance la tecnología, la fotografía se basa en la luz, y para que el sensor de la cámara (que sustituye a la película fotosensible) tenga suficientes fotones como para obtener suficiente información necesitamos un objetivo de buen diámetro.

Así, si escogemos una cámara compacta en la que prima el tamaño, la lente será pequeña, lo cual limitará nuestras posibilidades en lo que respecta a calidad de la fotografía y distancia focal.

CCD

El CCD es el sensor que sustituye al carrete fotográfico, y es el que define la resolución de las fotos que puede hacer la cámara: los famosos megapíxeles. Además del número “eficaz” de píxeles (no confundir con el que se puede conseguir por interpolación, que se basa en engrandecer una imagen “inventando” píxeles a partir de la información que tienen alrededor), también es importante tener en cuenta el tamaño del CCD.

Si un CCD tiene una gran cantidad de píxeles pero es muy pequeño, no tiene suficiente superficie como para que los sensores individuales reciban suficiente luz, así que es importante que la resolución vaya a la par con el tamaño de la superficie del sensor.

Óptica

No hay que confundir la resolución (determinada por el número de píxeles) con la definición. Es posible tener una imagen de 10 megapíxeles (muchos) que no tenga buena definición. Un ejemplo claro es lo que le pasó al telescopio espacial Hubble. Debido a un error en la lente, era incapaz de tomar imágenes bien definidas a pesar de que la electrónica interna funcionaba bien.

En las cámaras digitales, la definición viene determinada por la calidad de la lente. Una buena óptica es la que diferencia entre una buena cámara de una cámara superior. Así, es normal que muchos fabricantes resalten la óptica si ésta es de una compañía conocida (como Sony con Carl-Zeiss). Sin embargo, hay que recordar que por buena que sea, si la óptica es muy pequeña, la calidad será limitada.

Procesador

Si estuviéramos hablando de cámaras analógicas (de carrete), éste apartado ya sería importante, controlando la luz necesaria para una exposición correcta, pero si hablamos de digitales, este apartado se convierte en crucial.

Un buen procesador no sólo acelera la toma de imágenes o minimiza el tiempo de puesta en marcha, sino que también ayuda a visualizar con mayor celeridad las imágenes tomadas, mejora la compresión de la imagen (en caso de guardar las imágenes en formato JPEG), o ayuda a detectar al sujeto dentro del encuadre.

Memoria

La memoria interna de una cámara es una manera que tiene el fabricante de justificar (principalmente en los modelos de gama baja) que su modelo es útil desde el momento que lo sacas del embalaje.

En realidad, son las tarjetas de memoria las encargadas de hacer la función de almacenar las fotos tomadas por la cámara, así que el tipo de las mismas es importante a la hora de escoger un modelo determinado.

Algunos tipos de tarjetas son más caras, y otras son más rápidas, lo cual hace que la información pueda transferirse hasta y desde ellas a mucha más velocidad, permitiendo realizar fotografías y descargarlas a un ordenador en menos tiempo.

Funciones manuales

Si hemos escogido un modelo que anda a medio camino entre las más compactas y las más completas, es posible que queramos mantener cierto control sobre los parámetros de la cámara para dar rienda suelta a nuestro espíritu artístico.

Es conveniente que podamos escoger velocidad del obturador, abertura, exposición, sensibilidad, flash, enfoque, balance de blancos, etc.

Extras

Aunque son más típicas en los modelos menos profesionales, el hecho de disponer de la posibilidad de grabar vídeos, voz, o simplemente realizar fotografías panorámicas mediante la fusión de 2 o más instantáneas pueden ser un factor a tener en cuenta si lo que queremos es un modelo que nos sirva para todo.

Es curioso ver cómo las cámaras más especializadas y caras normalmente no ofrecen la opción de grabar vídeos, mientras que las compactas suelen traer esta función de serie.
Fuente: Terra.

Nota Personal: Si el uso que se le va a dar a la cámara es hogareño, creo que es fundamental que ésta pueda grabar videos a una resolucion razonable, y que permita grabar de corrido con audio y video ocupando toda la memoria disponible en la tarjeta, ya que algunas cámaras (generalmente las más antiguas), solo permitian grabar por ejemplo 30 segundos.

Incoming search terms:

  • gif check
Read More
Si te gusta un post, por favor compartilo en tu red favorita. Gracias!